¿Necesitas ayuda? ¿Ocupas apoyo? Contáctame

Guía práctica para sanar tus heridas de la infancia

La intención que tengo con esta guía es ayudarte y guiarte en el camino de identificar cuáles son tus heridas emocionales de la infancia, qué consecuencias en la vida adulta puedes estar teniendo y de qué manera puedes empezar a sanarlas para poder reescribir tu historia y dejar de repetir patrones de comportamiento que no te funcionan.

Selecciona tu moneda local

$40.000

La importancia y el identificar nuestras heridas emocionales de la infancia, nos va a permitir aceptar nuestro pasado y entender que no lo podemos modificar, sin embargo, es también comprender que no vamos a convertirnos en ser víctimas de él, sino por el contrario responsabilizarnos de sanar para que en la vida adulta podamos tener reacciones más asertivas frente a diferentes situaciones de la vida y poder vivir más plenos y felices.

Así que en esta guía podrás encontrar ejercicios prácticos, explicaciones y tests que te permitirán hacerlo junto con un correcto acompañamiento de coaching para tener óptimos resultados.


Parte 1 – Conociendo y entendiendo mis heridas
– ¿Qué son las heridas de la infancia?
– ¿Por qué se generan?
– ¿Cómo se ven las heridas de la infancia?
– Las 5 heridas emocionales de la infancia
– Test de las heridas de la infancia.


Parte 2 – ¿Quién generó la herida y cómo me impactó en ese momento?
– Emociones primarias de la herida
– Componentes de la herida
– ¿Quién pudo generar esa herida?
– Tipos de generadores de heridas
– ¿Qué hacer con el pasado?
– Actividad “Las cartas del perdón”

Parte 3 – ¿Cómo influyen en mi vida estas heridas y qué aprendizajes guardo de ellas?
– Acciones o reacciones según la herida que tengas
– ¿Cómo se activan las heridas?

Parte 4 – Redefinir mis heridas y reescribir mi historia.
– ¿Qué me hubiera gustado recibir?
– Tareas inconclusas de nuestros cuidadores que generaron las heridas
– ¿Qué me voy a empezar a dar?
– Emociones primarias de la herida
– ¿Qué aprendizajes me regaló la herida?
– Carta de perdón a tu Niño interior.

Un momento para reflexionar en aquellas heridas del pasado que han dejado huella y que nos impiden ser felices. Aunque no podemos cambiar nuestro pasado, si podemos modificar la manera en la que lo percibimos y actuamos con el, porque recibir esas heridas no fue una elección, pero sanarlas si es una responsabilidad.

La importancia y el identificar nuestras heridas emocionales de la infancia, nos va a permitir aceptar nuestro pasado y entender que no lo podemos modificar, sin embargo, es también comprender que no vamos a convertirnos en ser víctimas de él, sino por el contrario responsabilizarnos de sanar para que en la vida adulta podamos tener reacciones más asertivas frente a diferentes situaciones de la vida y poder vivir más plenos y felices.

Así que en esta guía podrás encontrar ejercicios prácticos, explicaciones y tests que te permitirán hacerlo junto con un correcto acompañamiento de coaching para tener óptimos resultados.

  1. Parte 1 – Conociendo y entendiendo mis heridas
    – ¿Qué son las heridas de la infancia?
    – ¿Por qué se generan?
    – ¿Cómo se ven las heridas de la infancia?
    – Las 5 heridas emocionales de la infancia
    – Test de las heridas de la infancia.


    Parte 2 – ¿Quién generó la herida y cómo me impactó en ese momento?
    – Emociones primarias de la herida
    – Componentes de la herida
    – ¿Quién pudo generar esa herida?
    – Tipos de generadores de heridas
    – ¿Qué hacer con el pasado?
    – Actividad “Las cartas del perdón”

    Parte 3 – ¿Cómo influyen en mi vida estas heridas y qué aprendizajes guardo de ellas?
    – Acciones o reacciones según la herida que tengas
    – ¿Cómo se activan las heridas?

    Parte 4 – Redefinir mis heridas y reescribir mi historia.
    – ¿Qué me hubiera gustado recibir?
    – Tareas inconclusas de nuestros cuidadores que generaron las heridas
    – ¿Qué me voy a empezar a dar?
    – Emociones primarias de la herida
    – ¿Qué aprendizajes me regaló la herida?
    – Carta de perdón a tu Niño interior.

Un momento para reflexionar en aquellas heridas del pasado que han dejado huella y que nos impiden ser felices. Aunque no podemos cambiar nuestro pasado, si podemos modificar la manera en la que lo percibimos y actuamos con el, porque recibir esas heridas no fue una elección, pero sanarlas si es una responsabilidad.

Productos relacionados

Abrir chat
1
💬¿Necesitas ayuda?
Hola 🖐️
¿Cómo puedo ayudarte?